Conozca
Villa del Dique

La ciudad

Con una población de aproximadamente 3400 habitantes, esta comuna conserva el encanto de pueblo con la modernidad de la ciudad.

 

El Dique del Embalse, atrae a viajeros y turistas por su imponente belleza y por la gran cantidad de actividades que pueden realizarse en él.

 

Atractivos turísticos

 

La pesca es una de las prácticas más realizadas por los pobladores de la villa. Se pueden encontrar bagres, pejerreyes, carpas y mojarritas. Villa del Dique posee toda la infraestructura necesaria para realizar un viaje de pesca con amigos o en familia.

 

Además de la pesca, los deportes náuticos son otro de los atractivos turísticos de la villa.

Natación, buceo, remo, windsurf o kayaks son algunas de las actividades deportivas que pueden realizarse en el embalse.

 

Aquellos que optan por las vacaciones tranquilas y rodeadas de naturaleza, encontrarán en Villa del Dique, las mejores playas de arena blanca, rodeadas del majestuoso paisaje de las sierras.

 

El cerro Astrada, en Villa del Dique, es uno de los pocos lugares de la zona en la que se practica parapente. Se trata de una actividad imperdible que ofrece las mejores vistas del poblado y sin duda, una experiencia inolvidable para quien la realice.

 

El trekking (o caminatas “todo terreno”) es otro deporte predilecto de Villa del Dique. Se pueden realizar caminatas por senderos y espacios verdes que invitan a los turistas a conocer los sitios más bellos de la comuna, realizando cabalgatas, avistajes de aves y reconocimiento de la flora y fauna local.

 

Otro de los atractivos que se puede visitar, es la antigua Capilla San Casimiro, que forma parte de un amplio circuito religioso que comienza en Alta Gracia. Esta capilla funcionó durante muchos años como un templo para fieles católicos.

 

En cuanto alojamiento, existen alrededor de 60 complejos, cabañas y casas para alquilar, y aproximadamente 12 hoteles y posadas, todos de excelente nivel y de variados precios.

 

Villa del Dique va ganando espacio y reconocimiento entre las localidades turísticas de la región. Con ofertas culturales, gastronómicas y naturales, esta comuna se está convirtiendo en una parada casi obligada en el circuito del Valle de Calamuchita.