Conozca
Amboy

La ciudad

Para conocer sobre el pasado y los orígenes de la provincia de Córdoba, es imprescindible visitar la comuna de Amboy.

 

Ubicada a 120 kilómetros de la Córdoba capital, es una de las ciudades más antiguas de toda la provincia y del país. “Un pueblo de otro tiempo”, suele ser la primera impresión que tienen los turistas que lo visitan.

 

En esta localidad sucedió un episodio histórico de la provincia, y es que allí, la primera expedición de europeos, encuentra una población indígena a la que se denomina Comechingones.

 

La historia se vive en sus calles pintorescas y construcciones antiguas, en donde el sulky sigue siendo un transporte habitual.

 

Atractivos turísticos

 

Para disfrutar del sol, de la naturaleza y del aire puro, en Amboy se puede visitar el Embalse Cerro Pelado, en donde se puede disfrutar con familia, pareja o amigos, del sol pleno y sus bellas costas.

 

Otra referencia histórica de este pueblo es que allí nació Dalmaso Vélez Sarsfield, jurista y político, ideólogo del Código Civil Argentino, que aún rige en Argentina.

 

En su casa natal, se erige un museo de historia y antropología en el cual se encuentran más de 1500 piezas arqueológicas de la cultura comechingona, restos fósiles con más de 10.000 años de antigüedad y otras curiosidades que hacen a la historia del pueblo y también de la provincia de Córdoba.

 

Este poblado de a penas 200 habitantes, se encuentra ubicado en el corazón del Valle de Calamuchita, a unos 19 kilómetros de Santa Rosa de Calamuchita y 30 kilómetros de Villa General Belgrano.

Amboy se ubica en un lugar estratégico, en contacto la paz de la naturaleza, la belleza de la flora autóctona y muy cerca de poblados con gran oferta de entretenimiento y eventos para la familia.

 

El pueblo es recorrido por el arroyo Amboy que posee balneario y camping, además posee variada oferta en cabañas, posadas y hosterías.

 

Este pueblo pintoresco resulta un lugar ideal para pasar una estadía inolvidable ya que combina la belleza natural de paisaje que ofrecen las imponentes sierras, la tranquilidad del embalse y los atractivos culturales e históricos.